Cómo jugar al póker de 5 cartas

Frente a aquellas modalidades de póker en el que todos los participantes en el juego comparten la posibilidad de usar cinco o siete cartas que se encuentran sobre la mesa y pueden utilizar de forma común, el póker de 5 cartas mantiene la esencia tradicional del juego de póker en el que cada jugador dispone de sus propias cartas y estas se encuentran ocultas durante el desarrollo de toda la partida al resto de jugadores, permitiendo un descarte para ofrecer la posibilidad de tratar de mejorar la jugada obtenida en el reparto inicial.

En este sentido, si tienes interés en mejorar tus conocimientos sobre todo lo que está relacionado con este juego de azar, desde Sportium te recomendamos que prestes una atención a la información que te mostramos a continuación, para descubrir así cómo jugar al póker de 5 cartas.

De esta forma, cuando decidas acceder a nuestro casino online, contarás con una alternativa más para incrementar tu diversión y mejorar exponencialmente tu experiencia de juego.

Descubre con nosotros cómo jugar al póker de 5 cartas y disfruta, cuando quieras y donde quieras, de tu pasión por el póker en estado puro, seleccionando con total libertad la variante de póker que consideres más apetecible en cada momento.

Torneos de póker

Sixers Póker Series

En Sixers podrás disfrutar del juego frenético de las mesas de 6 jugadores

Twister Póker

Juega a Twister Poker por 1€, 2€, 5€, 10€, 20€, 50€, 100€ y 200€. ¡Puedes ganar hasta 500.000€!

Qué es el póker de 5 cartas

El póker de 5 cartas, también conocido como poker draw o póker tapado, se basa en la idea de que cada jugador desarrolle su partida de forma individualizada, a partir de las cartas obtenidas en el reparto inicial y los posibles cambios que desee realizar en la ronda de descarte previa al inicio de la ronda definitiva de apuestas. De esta forma, si bien el triunfo en la partida estará condicionado tanto a que la jugada obtenida sea superior a la de tus rivales como a la estrategia que emplees en tus apuestas, para desconcertar lo más posible al resto de miembros de la mesa, se trata de una modalidad de póker bastante original y diferente al Texas Holdem, y que además cuenta con un considerable número de seguidores fieles en nuestro país y más allá de nuestras fronteras. En relación a este aspecto, si aprendes cómo jugar al póker de 5 cartas, descubrirás una modalidad de póker que te ofrece un desarrollo de las partidas considerablemente más rápido y vertiginoso, ya que no cuenta con las diferentes etapas intermedias propias del Texas Holdem y, además, las rondas de apuestas finales se concentran en una sola. Estas son las razones por las que cada vez más personas se sienten interesadas por volver a los orígenes y descubrir cómo se juega al póker de 5 cartas.

Reglas del póker de 5 cartas

A la hora de realizar un repaso de las reglas básicas del póker de 5 cartas, es preciso aclarar que, tal y como ocurre en el resto de modalidades de póker, el inicio de la partida contempla la aportación de las apuestas iniciales ciegas, denominadas como ‘chica’ en el caso del jugador que ejerce el papel de mano en la partida y ‘grande’ para el resto de participantes. Del mismo modo, y como no podría ser de otra manera, la escala establecida para la valoración de las jugadas también es igual a la que se establece para otras variantes de póker, quedando establecida tal y como se muestra a continuación, en orden creciente en cuanto a su valoración a la hora de definir al ganador de cada mano:

  • Pareja: jugada que radica en la consecución de dos cartas con el mismo valor numérico.
  • Dobles parejas: se basa en la disponibilidad de una combinación de dos parejas, con un valor numérico diferente entre ellas.
  • Trío: esta jugada, considerada superior a las dos anteriores, radica en la disponibilidad de tres cartas con un valor numérico similar.
  • Escalera: consiste en la disponibilidad de que las cinco cartas que conforman tu jugada tengan un valor numérico consecutivo, pero sin que todas ellas pertenezcan al mismo palo de la baraja. En este sentido, en el caso de que durante la partida otro jugador consiga enlazar también una escalera, se considerará de mayor valor aquella que cuente con una carta con un valor numérico más alto en cualquiera de sus extremos, teniendo de cuenta que la de mayor valor en cuanto a la mecánica de juego del póker es el As.
  • Color: es una combinación de cartas que, con independencia de su valor numérico, cuenta con la particularidad de que las cinco cartas de las que dispones para el desarrollo de la partida sean del mismo palo de la baraja.
  • Full o Full House: esta jugada consiste en la consecución en una misma jugada de un trío y una pareja, tomando como referencia en caso de empate con otro jugador el trío de mayor valor.
  • Póker: es, sin duda, una de las combinaciones de cartas más atractivas del póker, y sobre todo en el caso del póker de 5 cartas, ya que implica contar con las cuatro cartas con un valor numérico similar en la misma mano.
  • Escalera de color:para finalizar, la escalera de color es la combinación de cartas que cuenta con una mayor valoración en el juego del póker, ya que requiere que las cinco cartas disponibles para el desarrollo de tu tengan un valor numérico consecutivo y que, al mismo tiempo, coincidan en cuanto al palo de la baraja.

No obstante, es a partir de aquí donde resulta necesario que tengas claras las diferencias sobre cómo jugar al póker de 5 cartas, ya que, desde el mismo reparto de las cartas, contempla un desarrollo de juego radicalmente distinto a otras variantes de este juego de azar. Así, durante el reparto inicial de las cartas cada jugador dispondrá de cinco cartas propias para el desarrollo de su juego, diferentes a las del resto de jugadores, y de las que podrá elegir cuáles desea conservar y, por el contrario, cuáles considera preferible descartarse antes de iniciarse la ronda definitiva de apuestas.

Ronda de descartes

La ronda de descartes comenzará por el jugador que se encuentra a la izquierda de aquel que ostenta la figura de ‘dealer’, y que, aunque este juego en su versión de casino contará con un croupier o un mecanismo de reparto automático y aleatorio, simboliza la figura del encargado del reparto inicial y nuevas cartas. Así, siguiendo el sentido de las agujas de reloj, cada jugador podrá desprenderse, solamente a lo largo de esta ronda, de aquellas cartas que considere que no son válidas para buscar una jugada superior, sustituyéndolas por cartas nuevas. Una vez realizado este proceso, cada jugador contará ya con su mano de cartas definitiva, pasando así a la ronda de apuestas que determinarán el ganador de la partida.

Ronda de apuestas y showdown

Cuando los diferentes jugadores que siguen en la partida disponen de sus propias cartas, se comenzará a apostar siguiendo el mismo orden que en el reparto inicial y el descarte, en el sentido de las agujas del reloj. Dado que la modalidad de póker de 5 cartas solamente establece una ronda final de apuestas, esta contemplará la posibilidad de realizar subidas continuadas, hasta que los participantes en ella decidan proceder a enseñar las cartas y descubrir el ganador.

Estrategias en el póker de 5 cartas

El hecho de decidir cómo jugar al póker de 5 cartas y definir una estrategia en este sentido, implica una gran importancia, incluso superior al resto de modalidades de póker, ya que el resto de jugadores no dispone de ninguna información sobre las cartas en base a las cuales estás realizando tus apuestas. En este sentido, te mostramos a continuación las estrategias de póker de cinco cartas más habituales en el desarrollo de este juego de azar, que como podrás observar, son en esencia las mismas que se pueden llevar a cabo en el resto de variantes de póker:

  • Tight: consiste en concentrar tus apuestas en aquellas jugadas en las que tengas el convencimiento de que cuentas con una buena mano, mostrándote conservador, o incluso renunciando a arriesgarte, en el resto de partidas.
  • Juego agresivo: se basa en generar la mayor tensión o temor posible en el resto de jugadores con los que compartes mesa, mediante el desarrollo de apuestas elevadas de forma habitual.
  • Slow-play: se trata de una estrategia que parte de la premisa de contar con buenas cartas en el inicio de la partida o tras la realización de la ronda de descartes. Así, en lugar de mostrar una actitud de juego agresiva, se recomienda comenzar mostrando cierta moderación, para contraatacar en el caso de que otro jugador decida realizar una apuesta agresiva. No obstante, en el caso del póker a 5 cartas, será muy importante elegir bien el momento para poner en marcha este factor sorpresa, ya que puedes arriesgarte a que el resto de jugadores consideren preferible pasar y generar un bote para la siguiente mano.
  • Robo de apuestas ciegas: se basa en desarrollar una actitud de juego agresiva desde el mismo inicio de la partida, con el fin de conseguir embolsarte las primeras apuestas ciegas casi sin esfuerzo, a no ser que otro jugador cuente con una mano especialmente buena desde el principio.
  • Tilt: para finalizar, esta es una estrategia de juego poco aconsejable, dado que implica mostrar un comportamiento de juego errático y basado en los impulsos que te genere cada mano. Su principal desventaja es que supone una mayor exposición al desarrollo del juego de aquellos que optan por una estrategia más reflexiva.

¡Juega al póker de 5 cartas en Sportium!

Juega ahora

Promociones activas

250€ por verificar tu cuenta

Verifícate y gana 50€ para apuestas y 200€ para casino

Twister Races

Twister Races llega a Sportium con más de 1.000€ garantizados cada semana. ¡No necesitas apuntarte!

Club de Póker

En nuestro Club de Póker te premiamos solo por jugar en nuestras mesas. ¡Podrás llevarte hasta 3.000€ en efectivo todas las semanas!

En aplicación de lo dispuesto en el Real Decreto 958/2020 de comunicaciones comerciales de las actividades de juego, todas las promociones a las que se alude se aplican a usuarios que lleven registrados al menos 30 días y una vez quede verificada la documentación. Aplican términos y condiciones.